Muebles Tejeda, muebles juveniles, camas abatibles y Peña Vargas, en Madrid

C/ Uruguay 12, 28822 Coslada, Madrid

Abrimos de lunes a sábado de 10 a 14 y de 17 a 20:30

Atención al cliente: 91 669 57 39 / WhatsApp: 644 235 907

CONSEJOS UTILES

TOMAR MEDIDAS

-Si quieres traernos las medidas para que confeccionemos un presupuesto, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

Utiliza siempre un metro metálico. Los metros de tela pueden estirar o encoger, reflejando mal la medida.

En las medidas horizontales intenta que no se doble el metro y que esté paralelo al suelo, si se dobla reflejará más medida de la real.

Los muebles suelen llegar lateralmente solo hasta el rodapié, por lo que si tomas las medidas por la pared, tendrás que tener en cuenta el grosor del rodapié.

Si hay un radiador en la zona que quieres amueblar, se toman las medidas del espacio libre que queda a ambos lados, respetando las llaves de paso y purgadores. Además es importante saber su altura si quieres colocar una mesa de estudio sobre él.

Enchufes, interruptores, tomas de antena, aparatos de aire acondicionado y sus canalizaciones, han de tenerse en cuenta, pueden quedar tapados o molestar si no los tenemos presentes a la hora de planificar una composición.

EJEMPLO

-Un croquis con las ventanas, columnas, radiadores y puertas.

HOJA DE MEDIDAS

Haz click en la foto, y luego botón derecho/guardar imagen como. Podrás imprimirla para traer apuntadas las medidas de tu habitación cuando vengas a visitarnos. Está dividida en cuadrados que te ayudarán a calcular las proporciones de la habitación.

Ejemplo

Hoja de medidas

CUIDADOS DE LOS MUEBLES

Los muebles, por lo general, no requieren cuidados demasiado especiales ni complicados dentro de su uso diario.

Si tenemos que moverlos de sitio, vaciaremos antes lo que contengan dentro, para que pesen lo menos posible y su estructura no se resienta, por ejemplo los armarios. En su uso habitual trataremos de no llenarlos en exceso, evitando forzar los cajones y puertas al empujarlos para que queden cerrados. De este modo protegeremos las bisagras, los fondos de los cajones, y las traseras.

Para la limpieza de maderas barnizadas, lacadas, y melaminas, utilizaremos un paño limpio y suave, ligeramente humedecido con agua para que atrape el polvo, y posteriormente pasaremos otro paño seco. Esto es suficiente para su mantenimiento.

Si el mueble presenta manchas como huellas de dedos por ejemplo, podemos añadir una pequeña cantidad de jabón neutro al paño humedecido, pasando después otro paño humedecido, pero sin jabón, y un último paño completamente seco.

Salvo indicación del fabricante, nosotros no recomendamos la utilización de sprays y ceras, o líquidos para el cuidado de las maderas. El mismo cuidado habremos de tener con los productos de forja, latón, y acero, un paño humedecido primero, y después otro seco, es suficiente.

Si encontramos manchas de tinta o rotulador en un mueble fabricado con melamina, es efectivo frotar ligeramente con un algodón empapado en alcohol, eso disolverá la tinta sin dañar la superficie del mueble pues es un material bastante resistente.

CUIDADOS DE LOS COLCHONES

Es muy recomendable permitir que se ventilen adecuadamente, esto ayudará a eliminar la humedad de los mismos, pues es uno de sus peores enemigos.

Aprovecha el momento de cambiar las sábanas para ésta tarea, dejándolos desprovistos de fundas y protectores durante al menos 15 ó 20 minutos.

Hablando de fundas y protectores, recomendamos utilizarlos en todos los colchones, ya que los protegen con eficacia de manchas, humedad, y alargan su vida útil aumentando bastante su higiene, por lo tanto preservando nuestra salud.

Es indispensable voltear los colchones con frecuencia, no dejando que se amolden y cojan la forma del cuerpo por estar demasiado tiempo en la misma posición. Una vez al mes es suficiente, aunque si lo hacemos con más frecuencia no vamos a perjudicarlos. En colchones con dos lados útiles los giraremos de pies a cabeza y voltearemos de arriba a abajo, y en colchones con una sola cara los giraremos de pies a cabeza únicamente.

De vez en cuando viene bien usar una aspiradora sobre ambos lados, eliminando así restos de ácaros y polvo.